Grecia: Carta de lxs 5 recién detenidxs miembros de Conspiración de Células del Fuego

Free PDF

Carta publicada hoy, 1 de abril, en que lxs compañerxs detenidxs el 14 de marzo en Volos durante la operación antiterrorista.

Creen que se acabó…
Pero es ahora cuando todo empieza de nuevo

Escribimos estando ya encerrados en nuestras celdas, decenas de kilómetros lejos uno del otro, aprisionados ahí a donde nos ha exiliado la vengatividad de las autoridades judiciales, esparcidos por cárceles de Grecia: Kerkyra, Komotini, Grevena, Domokos, Thiva…

Escribimos y estamos seguros que nuestras voces, aunque ellos intentan sepultarles en las asfixiantes celdas de la democracia, todavía tienen la fuerza para gritar. Gritar por la libertad, por la subversión, por la revolución. Gritar por un diferente tipo de vida, uno en que todos seamos “reyes” y no habrá esclavos. Por un mundo sin autoridad, policía y cárceles.

Todavía tenemos sed de hablar sobre nuestra lucha, sobre lo que hicimos bien y sobre nuestros errores, sobre esa viaje solitaria por los océanos de la rebeldía a cual nos hemos lanzado con Conspiración de Células del Fuego. Porque nosotros, Olga Ikonomidou, Giorgos Polydoras, Damianos Bolano, Giorgos Nikolopoulos y Hristos Tsakalos, somos un trozo de la Conspiración de Células del Fuego y la Conspiración es nuestra propia manera de la revolución.
Hoy, más que cualquier otra vez, estamos seguros que nuestras voces, junto con las de nuestros hermanos Gerasimos, Mihail, Haris y Panagiotis, se unen con miles de voces de los que vinieron antes y con miles que vendrán después. La decisión de organizarnos como Conspiración de Células del Fuego es la decisión de dejar de ver la vida que nos fue impuesta con ojos de un pasivo espectador y en vez de eso convertirnos en autores de nuestra historia. De traer la revolución a la primera persona singular, luchar por nosotros mismos, sin cohibiciones y aplazamientos, y de existir en lo de aquí y ahora de la nueva guerrilla urbana.
Por esto hemos decidido de armarnos y caminar con cabeza arriba en contra de nuestra pusilánime época.

No hemos cabido en los estrechos marcos de una ortodoxa lucha social que habla casi exclusivamente el idioma de los análisis económicas y de la frente de lucha de clases, y ostentosamente ignora la responsabilidad individual que tienen los súbditos del Poder. Somos enemigos tanto de la mano que guarda el látigo como también de las espaldas que pasivamente soportan sus golpes.

Por esto hablamos sobre la revolución de la vida cotidiana, sobre el derrocamiento de las reconciliaciones, sobre la revolución indomable, sobre la insaciabilidad de los deseos, sobre la singularidad de cada individuo.
No nos deja engañados la libertad inválida y mutilada que nos prometen con sus pantallas planas, coches rápidos y pisos confortables. Buscamos el lado genuino de la vida fuera de los confines de una sociedad que esta oscilando entre unos coléricos estallidos de reivindicaciones económicas y unos largos periodos de libernación. Si no somos nosotros, son nuestros compañeros que prenden fuego a las noches tranquilas de las metrópolis, desprecian a las leyes y su mirada está limpia, libre de la hipocresía de la civilización burguesa. Somos un puesto al revés reflejo de la sociedad en el espejo. Somos anarco-individualistas y nihilistas, y sabemos que estamos llevando a cabo una lucha minoritaria a un precio muy grande. Sin embargo, no nos arrepentimos ni por un momento. Aunque somos encarcelados nuestra consciencia sigue siendo más libre que nunca.

Por lo tanto, no buscáis en los guiones policiales y en las teorías que dicen que “las mismas personas forman parte de diferentes grupos” por las razones porque cada vez más jóvenes abandonan la seguridad de una vida legal y eligen la ilegalidad revolucionaria y la nueva guerrilla urbana como opción para la vida. Que no os extrañe el hecho que los compañeros jóvenes con un coraje desmedido levantan sus armas contra el sistema de la muerte. Porque vuestro sistema mismo, la hipocresía, la carencia de sentido y la pobreza material, la falsa civilización, las relaciones vacías, la opresión, la explotación de la naturaleza, son lo que “alimenta” a la nueva guerrilla urbana con decenas de revolucionarios insumisos. Por esto la nueva guerrilla urbana nunca sea derrotada, sino como un fénix renacerá de las cenizas de una derrota momentánea, renacerá aun más fuerte, aun mas amenazadora, aun mas liberadora. Y nosotros estuvimos, estamos y estaremos ahí…

Viva la Organización Revolucionaria Conspiración de Células del Fuego
Federación Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional
VIVA LA ANARQUIA

Ikonomidou Olga
Polydoros Giorgos
Nikolopoulos Giorgos
Bolano Damianos
Tsakalos Hristos
(miembros de célula de presos de Conspiración de Células del Fuego)

Postdata1. Saludamos a los compañeros de Volos por su inmediata respuesta y movilización, cuando por la tarde del día mismo de nuestra detención se reunieron en el barrio y realizaron una marcha hacia la casa donde hemos vivido, cortaron las cintas que puso a policía para cerrar la zona y gritaron consignas. Semejantes movidas agudizan las hostilidades y liberan a los terrenos “ocupados” por la policía, mostrando que la capitulación nunca vendrá…Igualmente, los ataques con artefactos incendiarios realizados por Compañeros calientan a nuestras corazones, rompiendo el hielo del aislamiento y de la cautividad que se nos quiere imponer. Mandamos nuestros saludos más calurosos a todos los grupos anarquistas-incendiarios y al Frente Revolucionario Internacional/Federación Anarquista Informal, el que seguiremos promulgando con todas nuestras fuerzas, porque somos culpables, sin arrepentirnos, del mismo crimen: de la búsqueda rabiosa por la libertad.

Postdata 2. De las mazmorras de los cárceles griegos expresamos con toda nuestra alma la nuestra solidaridad con los compañeros que se encuentran encarcelados en las celdas democráticas de Chile, y llevan a cabo huelga de hambre por su liberación, poniendo en juego sus propias vidas. Hermanos, sean fuertes…No importa como lejos uno del otro estamos nosotros, enterrados vivos en las tumbas de cimiento de las cárceles, sabemos que a través de las rejas de nuestras celdas miramos atentamente al mismo llameante cielo…de la revolución y de la anarquía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s