Chile: comunicado público Colectivo Quillahuaira

A través de este comunicado público queremos expresar nuestra postura frente a los actos de represión organizados por el estado chileno en el marco del “Caso Bombas”. 

1. Repudiamos las medidas cautelares y de prisión de 14 compañerxs acusados en el marco del montaje mediático denominado “Caso Bombas”, creado por el Ministerio Público y dirigido por el Fiscal Alejandro Peña, sujeto que es conocido como el zar de la cocaína.

2. Rechazamos la forma como ha sido expuesta la situación por los medios masivos de comunicación, que han ocultado las verdaderas condiciones en las que se encuentra la investigación y la salud de lxs 14 compañerxs en huelga de hambre desde el 21 de febrero hasta la fecha. Los medios de comunicación una vez más han demostrado la alianza con el Estado a favor de la perpetuación del poder hegemónico.

3. La cárcel muchas veces ha funcionado como un sitio de secuestro de ideologías que cuestionan y critican los intereses de los sectores más poderosos de la república de Chile. Sólo basta con recordar los años veinte cuando se encarcelaron a lxs mienbrxs de un grupo de anarquistas pertenecientes a la I.W.W. El día 20 de Julio de 1920 a las 4 p.m. la policía procedió a allanar la Unión Local de la IWW en Valparaíso ubicada en la calle Almirante Barroso. Ya la noche anterior había sido detenido su secretario general Juan O. Chamorro, sin que sus compañeros sospecharan lo que ocurriría. La misión estaba a cargo del jefe de la sección de investigaciones, señor Beltrami, quien, acompañado de varios agentes y funcionarios de policía se dispusieron a ingresar violentamente en el local. En el lugar se redujo al centenar de trabajadores que allí se encontraba, se apresó a 27 obreros (Cabecillas según la prensa) y se revisaron prolijamente sus dependencias. Según “El Mercurio” se encontró “un verdadero arsenal de armas y municiones que se había acumulado. Había pistolas, revólveres, balas, cuchillos y una considerable cantidad de paquetes de dinamita”. También había “numerosos folletos anarquistas e instrucciones secretas de los IWW para casos de revuelta y sabotaje”Avanzada la investigación del caso, se fue descubriendo la verdad de los acontecimientos; varios de los presos de la IWW y de sus abogados habían pedido al Presidente de la república que se hiciera una investigación sumaria de la procedencia de la dinamita, ya que había seria dudas que ésta había sido robada de algún lugar y puesta por la policía en el salón del local de los Trabajadores Industriales del Mundo. Para aquella labor era designado el Prefecto Carrasco, quien descubrió que tras este hecho aparecían involucrados dos conocidos ladrones de Santiago y de Valparaíso, que habían sido rehabilitados y puestos al servicio de la policía. (Mayor información / Los subversivos. Las maquinaciones del poder república de Chile, 1920).

Hoy, en Chile, el inventado paraíso del progreso, se continúa con estas prácticas. Es por este motivo que además solidarizamos con lxs hermanxs mapuche que han sido torturadxs bajo formas represivas estatales, por las demandas de sus tierras y autonomía cultural y social.

4. Hemos participado como colectivo en las actividades de solidaridad por lxs compañerxs secuestradxs del montaje “Caso Bombas”, en estas manifestaciones frecuentemente hemos sido hostigados por lxs guardianes del poder. Se nos ha perseguido y arrestado con frecuencia en el contexto de las marchas, en esta política de miedo no se nos permite expresar nuestra solidaridad por nuestrxs compañerxs a través de danzas y música andina. Independiente de la represión continuamos luchando por la construcción de un espacio de libertad efectiva.

5. Como colectivo de danzas y música andina hemos sido fuertemente reprimidos, tanto por tratarse de una expresión que muchxs reducen simplemente a “folclor” o “rescate de cultura” desde una mirada simplista que confunde pueblos indígenas con un único pasado, sin capacidad de generar, modificar, criticar, proponer, demandar, nuevas luchas. Es así que se nos ha intentado quitar el espacio público, marcado como un espacio que más que de todxs se transforma en un “sitio de nadie”, donde las expresiones artísticas, culturales y políticas son perseguidas por no reproducir una cultura basada en el comercio y la superficialidad acorde a estos tiempos de “globalización”. Nuestros ensayos los realizamos en plazas, en calles, lugares que son interceptados por sapxs, ratis y pacxs, quienes nos vigilan, detienen y hacen controles de identidad para hacernos recordar que en Chile se disciplina con todo el rigor de la fuerza policial.
6. Nuestra participación en actividades por lxs compañerxs del 14 de agosto valida aún más la ejecución del tinkuy, enfrentamiento ritual realizado por las comunidades andinas -en especial de los territorios hoy comprendidos como Perú, Chile y Bolivia- donde se genera una confrontación, siempre voluntaria, de oponentes simétricos que buscan a través de este acto generar un unidad, en este caso visto como una unidad de comunión y cambio de orden-desorden. Esta práctica ampliamente difundida en los Andes, también ha sido fuente de discriminación y anulación por los medios masivos de comunicación alineados bajo la matriz cultural eurocéntrica, presentando un discurso descontextualizado y ahistórico de esta batalla ritual. Nosotrxs realizamos tinkuy dentro de la ciudad pero como una versión estilizada a través de la danza y música, sin embargo, mantenemos vivo en esta representación el sentido de la lucha y búsqueda de equilibrio, el que nos permite contrarrestar la represión física y cultural impuesta por el Estado.

7. Bajo la idea de Ayni, una forma recíproca de ayuda mutua ejercida por las comunidades andinas, queremos establecer esta convivencia solidaria con nuestrxs compañerxs secuestradxs en la cárcel, con la presencia y preocupación amorosa por su salud. No decaigan que nosotrxs estamos afuera esperándolxs con cariño.
No hay desesperanza, no hay trabajo a medias cuando el amor y las ideas nos unen queridxs compañerxs, queremos que nuestras palabras hagan retumbar todos los muros que intentan detenerlos y distanciarnos, que nuestros brazos, nuestras piernas, hagan temblar la tierra para que sus corazones vibren cuando avanzamos por las calles/ sus corazones son puro fuego.

Creemos en la solidaridad y la hacemos efectiva. Seguimos danzando, seguimos cantando, seguimos acá con ustedes.
Libertad inmediata a lxs compañerxs en Huelga de hambre
Libertad a lxs mapuche en Huelga de hambre.
Fin a la ley antiterrorista
Abajo las cárceles de este estado terrorista.
“Waranka, waranka kari warmikunami kanchi, juyayay, mana pipash sarunkachu”
(Somos millones de hombres y mujeres, ¡carajo! …y nadie nos pisoteará)
En Santiago a 16 de Abril del 2011

Fuente: http://solidaridadporlxspresxs.blogspot.com/ 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s