1er congreso “anarquista” en México y una carta que no quisieron difundir

Nota: Acá recopilamos dos notas de algo que se viene dando en estos tiempos y que genera mucha polemicas, discusiones y peleas, interesante el escrito de los individuos anarquistas que escribieron la carta al 1er encuentro anarquista realizado en mexico y nunca es mala la ocasión para cuestionarnos personalmente lo que venimos realizando y esto de que si pertenecemos o no a un movimiento y si este movimiento es anarquista o si realmente queremos pertenecer a el… saludos!

Cronica del 1er encuentro anarquista

El Primer Congreso Anarquista de México que tuvo lugar durante el último fin de semana de abril en el auditorio “Che Guevara”, edificio emblemático en el campus universitario y expropiado por los estudiantes en la ciudad de México D.F, concluyó con una valoración productiva, aunque esta valoración no fuera compartida por alguno de los grupos allí presentes o mesas de trabajo que no pudieron/supieron culminar el trabajo y que fueron mínimas.

Este Congreso, supuso un encuentro de dialogo y acción con la finalidad de practicar el apoyo mutuo, intercambiar experiencias, acordar actividades y acciones comunes contra la explotación y la dominación, en pro del comunismo libertario. El actual evento podría ser un reflejo de los primeros congresos de la Federación Anarquista Mexicana celebrados en 1941 y 1945 en León Gto., y 1953 su último en Nayarit; aún cuando en 1991 en Cuernavaca (Morelos), que ahora converge en las nuevas propuestas anarquistas para el México del siglo XXI, que han de llevarse a cabo contra el vigente orden del sistema político y económico de México que pone de manifiesto, las condiciones de pobreza en la que se encuentra sumergido más de sesenta millones de personas. De cómo los gobiernos de Izquierda y derecha han venido implementando una política represiva sobre grupos e individuos anarquistas, a la sociedad en general y sobre todo la posibilidad de consolidar un movimiento anarquista en México apto para enfrentarse a este devenir.

Una videoproyección del anarquismo mexicano que hacía mención al pasado y presente, dio paso a la declaración inaugural del 1º Congreso Anarquista de México donde destacaba sus finalidades y propósitos para la realidad actual. Minutos después delegaciones de la CNT-AIT, (Confederación Nacional del Trabajo- España), de la Federación Anarquista Francia-Bélgica, de la FORA-AIT(Federación Obrera Regional de Argentina), de Cruz Negra Anarquista de Colombia, hacen llegar el más cálido saludo a dicho congreso. Posteriormente se da lectura de cartas enviadas por la Internacional de Federaciones Anarquistas, del Movimiento Libertario cubano, de la Federación Libertaria Argentina, de la Federación Anarquista de Berlín, e igualmente el apoyo y salutaciones de ediciones, publicaciones y personalidades (Ediciones Malatesta, Grillo libertario, El libertario de Venezuela, Ediciones Antorcha, Octavio Alberola.

Posteriormente comienzan las mesas de trabajo donde se enfatiza la promulgación y difusión del ideario anarquista en organizaciones estudiantiles; en crear un grupo anarcosindicalista que prosiga el trabajo sindicalista que en otros tiempos hubo ligado a la AIT ( Asociación Internacional del Trabajador) y como resultado hoy, sería estrechar las relaciones y esfuerzos de nuevo con la Internacional; promover la pedagogía libertaria (blog de Confederación de Pedagogos Anarquistas, proyectos de docencia…); promover campañas contra la opresión y explotación de todos los seres vivos; de programar un Primer Encuentro de Okupas en México y promover encuentros con las barrios dirigidos contra la especulación y la propiedad privada; en promover ejercicios concretos de solidaridad con los presos (directorio de presos anarquistas, manuales de defensa contra las detenciones); de crear lazos estrechos y tangibles entre los grupos anarquistas con el pueblo y la creación bibliográfico anarquista virtual…entre otras.

El sábado, último día de deliberación, se integraron los compañeros por afinidad a las mesas de trabajo que ya no eran temáticas. Consistía en presentar sus experiencias organizativas y de lucha en diferentes ámbitos, para plantear y madurar un proceso organizativo anarquista en todo México, a modo de preámbulo de debate y conferencia. Además, se trataron las resoluciones finales en las mesas y en una plenaria final informativa. Culminando la jornada, mujeres anarquistas asaltan el estrado en protesta, portando banderas y pancartas denunciando la violencia de genero y opresión hacia la mujer, problemática que se da inclusive dentro de nuestro movimiento. Casos como de una compañera Salí, asesinada a manos de un “compañero” en Oaxaca en el 2008 y otros casos similares de abusos de compañeras dentro de nuestro entorno.

Cabe destacar la presencia de estudiantes, maestros, trabajadores, (algunos) ex barricaderos del movimiento social de Oaxaca 2006, que ponen de manifiesto otra realidad del anarquismo en México que comienza a resurgir. Que al término del congreso, se anuncia la asistencia de 600 participantes de casi toda la geografía mexicana y de 10 países, con ello se da por clausurado un evento que rebasó las expectativas de casi todos.

La noche del Viernes, se anuncia que el preso indígena Abraham Ramírez Vázquez, luchador por la autonomía de los pueblos indígenas y defensor de las riquezas naturales de su pueblo, ha sido liberado después de haber estado encarcelado durante más de seis años y se mostró una gran ovación por los asistentes.

Para cerrar la jornada, los esfuerzos se vieron depositados en la multitudinaria Marcha Anarquista del 1º de Mayo. Los anarquistas salimos a la calle y ningún Gobierno de izquierda o derecha pudo frenar con sus tácticas represivas de encapsulamiento al contingente anarquista. Tanto los compañeros de dentro y fuera del cerco, mostraron presión hacia el secuestro de personas y de nuestras ideas, que tanto incomodan al poder. Además algo que certifica la acción social de los anarquistas, fue la solidaridad de personas y organizaciones ajenas al movimiento libertario que se indignaron por ver el acoso policial del que eramos objeto. Así es como termina lo que bien pudiera ser un buen augurio de un resurgimiento anarquista.

Extraído del informe original de lo acaecido en el Congreso

Mas información:
www.congresolibertario.blogspot.com

Texto y fotos por Carlos Martín, Secretario de Relaciones Exteriores de CNT.

tomado de lahaine.org

————————————————————————————————

Carta que el congreso no quizo difundir.

Saludos al Primer Congreso Anarquista de México. Nos presentamos como individuos que, al compartir las inquietudes que abajo les explicamos, nos hemos dado cuenta de que éstas son compartidas por compañerxs de otros lugares, implicadxs, al igual que nosotrxs en la lucha pública o abierta y también en la clandestina o insurreccional, siendo por esta razón que preferimos comunicarnos por escrito con el fin de salvaguardar nuestro anonimato, no por cobardía, sino por propia seguridad.

A continuación, el texto que nos gustaría leyesen íntegramente dentro (y no al final) de la sección que consideren más indicada en la sesión del sábado 30 de abril. Por ello su brevedad.

Un fraterno saludo

Nos presentamos como individuos de diversos lugares del país implicadxs en distintos colectivos anarquistas y grupos de afinidad e iniciativas anarquistas insurreccionalistas que, por conservar nuestro anonimato y seguridad, les acercamos por escrito una percepción que hace tiempo estamos observando y padeciendo al vernos en ambos tipos de lucha.

Con el tiempo se está evidenciando una fractura entre estos dos tipos de lucha anarquista, pudiendo escuchar de algunos de los autodenominados insurreccionalistas a los no-insurreccionalistas que son reformistas, anarquistas de salón, fresas, burgueses, acomodados, populistas, que su lucha (actos públicos, publicaciones, charlas,…) realmente no son luchas. Mientras, los autodenominados anarquistas a secas tachan a los insurreccionalistas de violentos, inmaduros, cobardes, sin ideas elaboradas, justificando por ello la represión del Estado (siempre presente, tanto si hay acciones insurreccionales como si no) y subordinándolos a la auto-censura al no poder argumentar por conservar su anonimato.

En ocasiones se ha caído en la grave contradicción de argumentar que lxs insurrectxs han venido a “cagar nuestro movimiento anarquista”. ¿Cuál movimiento? ¿Movimiento de quien? ¿Quién tiene la patente del anarquismo en México?

Nosotrxs a su vez creemos que la crítica es muy valida y necesaria para que la lucha avance en un sentido objetivo, pero entre la critica y la criminalización, la marginalización o el señalamiento hay una diferencia abismal.

Se contempla pues, en ambos, una actitud autoritaria de vanguardia ideológica capaz de juzgar, incluso públicamente, qué y quiénes son o no anarquistas, una apropiación del movimiento, convertido en objeto de propiedad y reivindicación por sus autorxs y el objetivo de reforzar unas siglas, una imagen, un ego; una sutil exigencia de posicionarte conmigo o con lxs otrxs, reduciéndolo todo a 2 elecciones que parecen imponerse en el imaginario colectivo; la marginación y desprecio directo e indirecto hacia quienes son del “otro bando”.

Como consecuencias vemos que se corrompe la lucha en divisiones y enfrentamientos absurdos, continuos chismes en internet y de boca en boca, falsa solidaridad e hipocresía entre compañerxs, innumerables colectivos de distinto nombre pero formados por las mismas personas, que suelen ser un grupo muy reducido o incluso individuos, un gran sentido de competencia y tanto entre colectivos como entre grupos de acción, publicaciones y reivindicaciones de gran prepotencia, la prevalencia de problemas personales por encima de las acciones, egocentrismos, surgimientos de vanguardias libertarias que creen poseer la verdad… Es decir, debilitamiento de un movimiento anarquista que más parece estar estático y de una lucha más ficticia que real, impidiendo pues su efectividad.

Como alternativa, proponemos acabar con el posicionamiento irracional; contemplar la lucha insurreccional y la pública como parte de un todo, tal y como ha sido siempre (¿no es hipócrita idolatrar a Magón, Zapata o Praxedis Guerrero y luego criminalizar a los insurreccionalistas de hoy día? ¿no es hipócrita criticar las manifestaciones, concentraciones, charlas y talleres a través de los cuales nos conocemos y nos introdujimos en la lucha?); reconocer las diversas trincheras, las cuales necesitan estar en contacto, coordinadas; ver al “otro” como un “nosotros”, integrándonos como compañerxs, no como enemigos internos, dejar de andar acusando arbitrariamente de infiltradxs y policías a cualquiera que tenga un discurso firme; sacar publicaciones y material que no sean única y estrictamente sociales o insurrecionales, sino mezclar sus aportaciones, pudiendo ver ambos aportes conjuntamente; ser conscientes del vínculo común y su importancia; hacer de la fraternidad algo vivencial y Constructivo, más allá de un mero concepto teórico.

Y si todo esto no nos convence o creemos que debe ser el otro bando quienes deban dar el primer paso, tal vez tengamos que debatir directamente y sin hipocresía lo que ya advertían unxs compañerxs: ¿somos compañerxs o no somos compañerxs? ¿Estamos contra el estado o no lo estamos? Contra el poder y por la construcción-destrucción no debe de haber mediación. ¿Deben la lucha pública, abierta y social y la clandestina, insurreccionalista y de acción directa ir por caminos separados e independientes? Nosotrxs, por supuesto, no lo creemos.

Algun@s individu@s Anarquistas Revolucionari@s Insurreccionales.

tomado de culmine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s