Palabras de Felipe y Francisco, últimos imputados del “caso bombas” en dejar la cárcel

CON NUESTROS PIES EN LAS CALLES
Tras negarnos el cambio de medida cautelar mediante el tribunal, la corte de apelaciones decide 3-0 revocarnos la prisión preventiva para nosotros dos: los últimos imputados en prisión.

Con esto concluye sólo una etapa donde logramos revertir el gigante obstáculo de la “unanimidad” de los votos, medida particularmente excepcional para revocar la prisión, creada por Jaime Guzmán, arquitecto de la constitución teñida de honores militares y sangre.

Esta unanimidad fue un punto a denunciar mediante la huelga de hambre y un impedimento que hemos logrado superar en cada batalla que se transformaba cada audiencia e inminente apelación.Hoy la mayoría de lxs compañerxs detenidos en Agosto nos encontramos con arresto domiciliario total, transformando las casas en improvisados y simbólicos centros de retención. No hablamos de libertad, bajo la salvaje represión y un Estado policial fortalecido hasta sus propios limites no existe la libertad. Los aparatosos delirios que forjaron esta acusación se encuentran intactos y los persecutores de siempre – la nueva policía política (BIPE y DIPOLCAR)- continúan.

Salir de la prisión y de nuestra condición de rehenes y secuestrados no es un hecho menor, es un cambio radical en el cotideano pero no perdemos el norte.

En lo que respecta al “caso bombas”, el proceso sigue su curso como también la guillotina jurídica que continua balanceándose sobre nuestras cabezas, la nefasta ley antiterrorista y sus potestades sigue siendo la principal herramienta de nuestros acechadores junto con los incontables vicios procesales.

El Caso sigue, al igual que nuestro rechazo a sus inventos. No nos descuidamos ni relajamos hasta que las 600 hojas de la acusación se vuelvan lo que siempre han sido: absurdas e inconexas palabras.

A pesar de ser los últimos compañeros de la “operación salamandra” en abandonar la prisión, en ningún caso los últimos compas tras las rejas. El llamado es a nunca olvidar a todos los revolucionarios que actualmente siguen secuestrados tras las rejas como tampoco olvidar las rejas y candados, el delirio mismo de que un hombre encadene y encierre a otro hombre.

Un fuerte abrazo para todos los prisioneros combatientes.

Saludos a todos los compañeros que han estado con nosotros en esta etapa, a los conocidos, a los desconocidos y a los por conocer.

!!NADA HA ACABADO, TODO SIGUE!!

Últimos imputados del “caso bombas” en dejar la cárcel
-Felipe Guerra
-Francisco Solar
Mayo 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s