Estados Unidos: Amelia Nicol exige la liberación inmediata sin cargos

Desde Denver Cruz Negra Anarquista:
Actualización sobre Amelia Nicol
Prisionera en la marcha contra el terror policial
Denver, CO

Amelia Nicol tuvo su primera audiencia el lunes 16 de mayo en la Corte del Condado de Denver. En esta cita de la corte, su abogado hizo una aparición formal. Amelia se negó a que sus cargos fueran leídos públicamente en la corte. Pero a partir de la fecha de este escrito, sus cargos siguen incluyendo varios delitos importantes, incluyendo dos cargos de intento de asesinato de un policía, un solo cargo de posesión de artefacto explosivo, un solo cargo de incendio premeditado, y destrucción criminal de la propiedad.

El juez rechazó cualquier audiencia sobre la reducción de su fianza, en lugar de programar los argumentos para la fianza el 9 de junio. Su fianza se mantiene en $50.000.

Denver Cruz Negra Anarquista ha estado en contacto con Amelia. Ella ha dejado claro que no quiere estar con fianza, no quiere que el Estado o cualquier organismo asociado  saque provecho con su encarcelamiento. Ella no tiene más que una clara demanda: su inmediata libertad sin cargos.

Ella ha pedido que cualquier dinero que sea recogido en apoyo se dirija a Denver ABC para ayudar a pagar las llamadas telefónicas y el envío de sus estampillas, sobres y papeles. Ella no quiere más dinero colocado en su comisaría ya que no quiere comprar los productos de la cárcel. Ella no quiere que se les de más dinero a los que ahora la tienen en una jaula.

En las próximas semanas previas a su próxima audiencia, Denver ABC va a organizar una campaña de envío de cartas masivas y llamadas telefónicas, dirigida ala Fiscalía del distrito de Denver, exigiendo que los cargos de Amelia sean inmediatamente retirados.

He aquí algunas formas concretas con las que tú puedes apoyar a Amelia y también apoyar la lucha en curso contra el terrorismo de la policía en Denver:

1) Escribirle a Amelia! Envíe sus cartas, tarjetas, fotos, chistes, cuentos, etc…
Las cartas pueden ser dirigidas a:
Amelia Nicole CD # 0000762401
Cárcel del Condado de Denver
PO Box 1108
Denver, CO 80201
Por favor, consulte los reglamentos de mail aquí, y tenga en cuenta que Denver ABC ya ha enviado un paquete de sobres, papel y sellos. http://www.denvergov.org/Portals/327/documents/ALLOWABLE% 20MAIL% 20ITEMS.pdf

2) Escribe una carta al fiscal del distrito de Denver, Mitch Morrisey, y reclama que los cargos contra Amelia caigan de inmediato!
Denver DA Mitch Morrissey
201 W. Colfax # 801
Denver, CO 80202
O llámelo al: 720-913-9000

3) Haz una donación al fondo de teléfono de Amelia.
Envíe cheques o giros postales a nombre de P&L impreso a:
Denver ABC
2727 W. 27th Ave. Unit D
Denver, CO 80211

4) Sigue chequeando el blog de Denver ABC denverabc.wordpress.com para las actualizaciones, o síguenos en Twitter, a través de nuestro nombre de usuario, DenverABC.

Fuente: http://waronsociety.noblogs.org

Una respuesta a “Estados Unidos: Amelia Nicol exige la liberación inmediata sin cargos

  1. Actualizaciones sobre presxs anarquistas en Grecia (31 de mayo 2011)
    Un pequeño resumen.

    Juicio contra CCF

    Juicio sigue con unos ritmos bastante lentos (audiencias tienen lugar una o dos veces en la semana, duran poco debido a la ausencia de algunxs de lxs abogadxs de la defensa, etc.). De momento, y desde ya varias semanas, sigue la parte más formal del procedimiento: lxs jueces leen en voz alta todo el sumario que forma parte de la acusación, pues centenares de páginas. Varias veces la defensa había presentado quejas puesto que entre todo ese material escrito se encuentran también algunos DVD’s, los cuales contienen centenares de fotos de la vida privada de acusadxs (fotos tomadas en conciertos hiphop y punk en casas ocupadas, en fiestas, vacaciones, con la familia, etc.) robados por la policía durante los registros de casas. La defensa intenta bloquear la presentación de esas fotos en el juicio argumentando con “derecho a la privacidad” y diciendo que “no presentan prueba alguna”.
    De todos modos, después de esa parte habrá: declaraciones de lxs últimos testigos de la defensa, declaraciones de todxs lxs acusadxs, disertaciones de la defensa y luego el veredicto por parte de lxs jueces. Se estima que el juicio durará unas semanas más, seguiremos informando si surge cualquier novedad.
    Hace algunos días miembro de CCF Mihalis Nikolopoulos arrestado en finales de enero pasado publicó una carta bastante larga, que vamos a traducir lo más rápido posible. Lunes, 30 de mayo lxs miembros encarceladxs de CCF publicaron un folleto de 24 páginas llamado “El sol seguirá amaneciendo”. La primera parte contiene la cronología de los ataques realizados por el grupo (recordamos que todas las reivindicaciones de CCF,- menos la ultima, la del paquete incendiario enviado al ministro de la justicia Kastanidis en enero de 2011 y que era publicada en varias páginas de Internet-, en castellano se encuentran en libro “Reventando lo existente”) y la segunda el texto en cuestión, en que lxs compañerxs hacen un repaso de sus actividades y desarrollan unas (muy interesantes) perspectivas sobre la ampliación y internacionalización del concepto de la Conspiración de Células del Fuego. Además señalan que en el futuro sacarán un manual de los ataques basado en sus propias experiencias. Pues, dentro de algunos días intentaremos de traducir el dicho texto, el original con el Fénix en la tapa esta aquí:
    http://athens.indymedia.org/front.php3?lang=el&article_id=1297265

    Otros juicios

    El 8 de junio va a empezar de nuevo el juicio del compañero Aris Seirinidis. El 9 de junio empezará en la isla de Rodos el juicio del compañero Thodoris Delis (y de un otro compañero mas, que había elegido de no publicar su nombre) encarcelado desde el augusto pasado por el atraco al banco realizado en la dicha isla y actualmente encarcelado en Alikarnassos (isla de Creta).
    Aunque la noticia sobre encarcelación de nuevo de los 3 compañeros (Hristoforos Kortesis, Sarandos Nikitopoulos y Vagelis Stathopoulos) acusados en el caso de Lucha Revolucionaria y puestos en libertad condicional con cargos hace más de un mes apareció en algunos medios de la lengua española (quizás debido a la mal traducción) , eso ¡por suerte! no es verdad. Los compañeros están todavía “libres”, lo que pasó es que el 21 de mayo el Tribunal Supremo tras un decreto anuló a la decisión anterior de los jueces de apelación, ese decreto se está examinando ahora y sí que hay bastante gran la posibilidad de los compañeros tendrán que entrar de nuevo en la cárcel.

    En libertad condicional los hermanos Anastasiadis del caso de Nadir
    El 4 de diciembre de 2010 la policía asaltó el ateneo anarquista Nadir en Tesalónica. Varia gente quedó detenida y acusada de, entre otras, “pertenencia a una banda criminal”, puesto que los maderos encontraron allí algunos objetos (ordenadores, chalecos antibalas) que fueron declarados como “productos de robo”. Los que se quedaron más tiempo en la cárcel fueron 3: los hermanos Panos y Stelios Anastasiadis (cárcel de menores en Avlona) y el compañero de origen búlgaro Ivan Gugov (cárcel de Diavata). El 25 de mayo se emitió la decisión de dejarles todos los tres en libertad condicional con cargos hasta el juicio. Mientras que los hermanos Anastasiadis salieron normalmente a la calle, el Ivan después de firmar su salida fue…esposado de nuevo, llevado a la Policía de Extranjería y luego a ala de traslados de la cárcel de Diavata, donde está en espera a la deportación, puesto que fue declarado como “peligroso para la seguridad del país”. Recordamos que, siendo un ciudadano búlgaro, si sea deportado de Grecia no podrá entrar legalmente a ningún país de la Unión Europea que firmó el acuerdo de Schengen (Europa del Oeste), y eso sin siquiera ser juzgado o condenado por las cosas de las cuales se le acusa…

    Carta del padre de Giannis Skouloudis

    Hace algunas semanas el padre de Giannis Skouloudis (anarquista arrestado tras quemar vehículos de compañía eléctrica DEI el 13 de octubre de 2010 en Tesalónica) publicó una carta. Aunque tarde, la publicamos con placer porque raras están veces (hace un mes se publicó también la carta de la madre de Gerasimos y Hristos Tsakalos, miembros de CCF) en que los padres van más allá de la defensa puramente emocional de sus hijxs y se muestran verdaderamente solidarios con ellxs:

    “(El “terrorismo” como acto de inocencia…) ¿Desde cuándo a los chicos de 20 años se les llama terroristas? Cuando tenias 2 años te bautizaron cristiano y a los 22 te bautizan terrorista, estaban elogiándote porque has leído más libros que esos que estabas obligado de leer en la escuela y ahora lo aportan como pruebas de evidencia en contra tuyo, te ponían un camisón blanco en los desfiles y ahora un blanco chaleco de antibalas cuando te llevan a los juzgados…” Las reflexiones sean vuestras…
    Pasaron 7 meses desde el día en que detuvieron a mi hijo Giannis Skouloudis por prender fuego a unos vehículos de DEI. El hecho de que él mismo asumió la responsabilidad por esta acción resultó en su encarcelamiento en “la institución penitenciaria para menores en Avlona”, como quiere llamar el Estado a esos modernos lugares del castigo para almas humanas.
    Viendo como la guerra se está agudizando durante todo este periodo sentí la necesidad de saludar, queriendo dar fuerza y coraje, a todos aquellos que habían estado a su lado, todos aquellos que resisten, luchan y siguen combatiendo fuera y dentro de los muros en contra de ese podrido sistema que nos quiere hacer esclavos. En contra de “agáchate, lame y agarre lo que puedas”. En contra de “ser correcto y decente”, en contra del cuento de “ir tirando” y en contra del moderno modo de vivir que como su ideal supremo promueve la tranquilidad, el orden y la seguridad.
    Por mi parte como padre estoy orgulloso de mi hijo y su postura, pero también de todos otros chicos que luchan por la libertad del pensamiento y del individuo.
    Y unas pocas palabras a los padres: hemos traído al mundo nuestros hijos, les hemos criado, y vino la hora de dejarles para que nos guíen hacia el futuro. No debemos intentar de retenerles atados al pasado. Tenemos que estar a su lado en las barricadas y ahora nosotros tenemos que aprender de ellos.
    Mando mi solidaridad a todos los presos políticos pero también a todos aquellos que fuera de los muros siguen luchando, a los que eligieron el camino difícil hacia la libertad total.

    Giorgos Skouloudis
    5 de mayo de 2011

    Carta de 4 presos anarquistas dedicada a Theofilos Mavropoulos

    Los 3 (de los 4) compañeros arrestados en mediados de enero pasado en Vyronas (Atenas) en una operación antiterrorista y Giannis Skouloudis publicaron siguiente mensaje de solidaridad dedicado al Theofilos Mavropoulos, que se encuentra hospitalizado bajo fuerte vigilancia policial en el hospital “Cruz Roja” después del enfrentamiento con los maderos en zona de Pefki hace 2 semanas:

    “Sé que hay interminables playas y arboles dentro del mar.
    Y el amor es algo tremendo.
    Lo único es que nosotros hemos decidido de cambiar el mundo.
    Y eso no se puede hacer en el campo. Ya lo habíamos dicho.
    Hemos buscado las armas.
    Supimos que vamos a morir todos, pero hay unas muertes que inquietan porque la gente misma elige el modo de morir.
    Y hemos decidido:
    MUERTE A LA MUERTE PORQUE AMAMOS TANTO LA VIDA”

    Si, alguna vez en cuando ninguna palabra se merece de enmarcar a un acto. Por los menos si se trata de nuestras propias bocas. Que se nos permite sólo expresar un profundo aprecio como compañeros, un caluroso abrazo revolucionario a ese noble revolucionario con sueños salvajes, Theofilos Mavropoulos, que negó de entregarse a los afanes del Estado, y a los chavales que siguen el viaje que empezaron con él.
    Cada gota de sangre que se derrame de los cuerpos de revolucionarios esta regando la flor de la libertad en el desierto de un mundo esclavo.
    Fuerza al anarquista revolucionario Theofilos Mavropoulos.
    Buena continuación a sus compañeros y a todos los que en cada momento de sus vidas están preparados de darlo TODO PARA LA LUCHA.

    Tsifkas Sokratis, Skouloudis Giannis, Dimitsiadis Dimitris, Tsilianidis Babis

    La operación antiterrorista de 4 de diciembre de 2010 y el secuestro de 6 compañerxs

    El 4 de diciembre se realizó una gran operación antiterrorista. Durante éste día y los siguientes, maderos asaltaron y registraron muchas casas en región metropolitana de Atenas y en la provincia, reteniendo a varixs compañerxs. Entre las 6 personas (5 hombres y una mujer) que luego resultaron encarceladxs, se encontraban Giorgos Karagianidis y Aleksandros Mitrousias, que estaban en busca y captura por el caso de Células desde el septiembre de 2009. Aleksandros quedó detenido junto a un otro compañero, Konstantinos Sakkas, saliendo de un garaje en el barrio de Nea Smyrni. Tenían encima una bolsa deportiva con dos pistolas Glock, una semiautomática “Scorpion” y otra semiautomática, una granada de mano y cantidad de balas. En Eksarhia fue arrestado en la plena calle Hristos Politis con un amigo suyo (ese segundo fue soltado en libertad sin cargos el día siguiente). Giorgos Karagianidis fue detenido en un piso en Pireas. Stella Adoniou fue arrestada en un piso de Kallithea, que compartía con Kostas Sakkas. En localidad de Sitia (isla de Creta) fue arrestado Dimitris Mihail. En el garaje de Nea Smyrni, piso de Pireas y otro de Kallithea la policía encuentra además: 3 Kalashnikov, una semiautomática “Scorpion”, 5 pistolas de diferentes marcas, 50 kg de material explosivo ANFO, 3 granadas de mano, un silenciador, gran cantidad de balas, un chaleco de antibalas, varias computadores, entre ellas portátiles, 3 pares de placas de matrícula de coche (una de ellas robada), cargadores, pelucas, pasamontañas y 200 g del material explosivo TNT. En el piso de Pireas los maderos encontraron también más de 30 carnets de identidad falsas y un par de otras cosas poco “legales”. Tanto Giorgos como Aleksandros negaron tener cualquier relación con Células. Como ocurrió con alguna gente más, los órdenes de busca y captura contra ellos fueron sacados en finales de septiembre de 2009 a base de sus huellas dactilares encontradas en casa de Hadzimihelakis, en el notorio “piso franco” en el barrio de Halandri, donde empezó todo. Respecto a lxs 6 detenidxs del 4 de diciembre, lxs cuales por parte ni se conocen entre ellxs y fueron arrestadxs en sitios diferentes, las autoridades al no poder de atribuirles ningún ataque concreto, puesto que todas las armas eran limpias, hablaron sobre “una nueva organización terrorista, hasta ahora anónima”.
    El 22 de diciembre los 3 (entonces) encarcelados miembros de Células: Hadzimihelakis, Argyrou y Tsakalos declararon que Mitrousias y Karagianidis no tienen nada que ver con el dicho grupo.
    A. Mitrousias y G. Karagiannidis están actualmente (desde 17 de enero) juzgados en el llamado “caso de Halandri”, que tiene que ver con 3 en particular ataques de Células.
    La fecha del juicio de todxs lxs 6 compañerxs detenidos el 4 de diciembre y acusados (por ahora) de “pertenencia a un grupo terrorista anónimo” todavía no está fijada.
    Hace ya tres semanas fue soltado en libertad condicional con cargos Hristos Politis, un poco después también Dimitris Mihail. La petición de excarcelación de Stella Adoniou fue presentada el 24 de mayo y quedo rechazada.
    Recordamos que los jueces ya desde tiempo intentan de mezclar el llamado “caso de Nea Smyrni” con el de las Células (por ejemplo ya hace un año aparecían artículos en la prensa que señalaban al Politis como “un probable miembro de CCF”, y hace un par de meses fueron publicadas 3 fotos,-elegidas entre centenares confiscadas en casa de Hadzimihelakis y en la casa de Volos en que 5 compañerxs de CCF fueron arrestadxs el 14 de marzo de 2011-, tomadas en las vacaciones que hicieron juntos algunos de los miembros de CCF, en los cuales aparecen también Kostas Sakkas y Dimitris Mihail).
    Aunque Politis y Mihail ya están en libertad condicional y esperamos que en algún momento soltarán también a Stella (los 3 restantes, puesto que fueron encontrados con armas, etc. no tienen esperanza ninguna salir antes del juicio) presentamos las cartas que publicaron, lamentando que no hemos logrado traducirlas antes. Debemos señalar que Aleksandros y Giorgos, puesto que de momento sean juzgados en el caso de Células, se abstuvieron de posicionarse respecto a su arresto y más probable lo harán después de que acabase el juicio en cuestión.

    Primeras reflexiones en torno de mi encarcelamiento

    “Golpeen.
    Gran es el precio del dolor.
    No mostréis compasión ninguna.
    Cada momento nos va a recordar qué es
    Lo justo y lo injusto,
    El ser humano y la bestia,
    El crimen y el deber.”
    Alexandros Panagoulis

    Esta carta no es un posicionamiento político al respecto de la operación antiterrorista que empezó el 4 de diciembre de 2010, sino más bien primera interpretación política de mi encarcelamiento, de lo que significa y de los objetivos que se propone.
    Es un hecho que estoy en cárcel justo por ser anarquista. Porque desde hace 15 años sigo siendo activo en ese sector político radical. Una lectura de sumario legal, pero también la cínica declaración del jefe de la Policía griega, el que dijo que me detuvieron justo porque fui dejado en libertad por el caso de Tribunal*, lo demuestran con toda claridad. Me encuentro encerrado por,-y lo estoy muy convencido-, nuestras reacciones después de la muerte de Christoforos Marinos en 1996, por las barricadas en frente de las universidades en 1998, por demostraciones contra la guerra en 1999, por las protestas contra el cumbre de líderes europeos en Tesalónica en 2003, por las protestas estudiantiles de 2006-07, por nuestra solidaridad con las luchas de presos y en general la solidaridad con todos los presos que no agachan sus cabezas, por la revuelta del Diciembre, por…por…Sí, porque estuvimos presentes por todos lados, con nuestras fuerzas a veces grandes a veces pequeñas, allí donde nada parecía seguro y donde la entropía social otra y otra vez nos daba sentido a nuestras vidas y ímpetu a nuestras luchas.
    El 4 de diciembre los policías de brigada Delta y de sección antiterrorista nos retuvieron a mí y a un amigo y compañero mío, Kostas Barlis, fuera de una cafetería en Eksarhia y nos llevaron a la Comisaria Central. Mi amigo fue soltado en libertad después de más o menos 16 horas. 26 horas después de la retención me fue entregado el orden de arresto. Y luego empezó la locura. Porque si durante el último periodo hemos visto toda una serie de casos de criminalización de las relaciones de amistad y de compañeros, en mi caso no son capaces de implorar siquiera algo parecido. Estoy en la cárcel por un caso en el cual ni siquiera conozco a los otros acusados. Ningún testigo me ha reconocido, ningún policía sostiene que yo tuviese algún encuentro con cualquiera de los otros acusados, en ninguna de las grabaciones de escuchas de llamadas telefónicas realizadas entre los otros acusados fue mencionado mi nombre, y en lo que se refiere al registro que hicieron de mi casa, único que vale la pena mencionar es que robaron a mi maquinita de afeitar, por tanto la prueba de mi ADN (tengo que señalar que esa no aparece en la lista de cosas confiscadas). No obstante, según la sección antiterrorista la primera prueba “incriminatoria” es el hecho que por la tarde del 24 de noviembre me vieron en Pireas, en una calle paralela a la calle Praksitelous. ¿Y que si en la calle Iroon Politehniou, pues tres cuadras de Praksitelous está el despacho de mi abogado? ¿Y que si esa tarde, así un par de días antes de presentarme ante la jueza de instrucción, me pasé por allí? La segunda prueba “inquebrantable” es que me bebí una bebida en Eksarhia, en el barrio en que cada día me estoy cruzando con decenas de personas, y lo bebí con “un hombre desconocido” que, según la sección antiterrorista, un poco antes ha comido souvlaki en compañía de uno de los otros acusados. Que cada uno saque sus conclusiones. Naturalmente, durante toda esta semana que pasé en la planta antiterrorista, estaba aislado en una celda 1 por 3 metros sin ventana y con la luz siempre encendida. Luego llegó la, decida con anterioridad, decisión de ponerme en la cárcel preventiva y, desde luego, en esa de Grevena. La cárcel de Grevena es de alta seguridad, destinada a gente con condenas largas y no a los en espera del juicio, además está a 500 km de Atenas, lo que hace cualquier comunicación con amigos, compañeros, familiares y abogados casi imposible.
    Los dos casos penales en contra de mi persona, ambos con cargos graves y abiertos dentro de apenas dos semanas, no tienen porque confundir y ser considerados solamente como un continuo intento de meterme en el régimen de un sofocante control. Al contrario: todo ese escenario exterminador está en el corazón de la moderna política represiva. En el corazón de un proyecto llevado en muchos niveles, un proyecto que tiene como objetivo intimidar y disciplinar a los nuevos “sectores peligrosos” y eliminar a cada enemigo político del régimen. Es decir, pretende a mostrar los proyectos de espontaneidad, de acción directa, de solidaridad y de lucha por recuperación de la vida como inútiles, como algo en vano. Además, intenta socavar al potencial anarquista y antiautoritario de los procesos sociales. Para que los hechos como la recién huelga general de 15 de diciembre y protestas combativas que la acompañaron duren un solo día, para subestimar la resistencia y desdeñar a los que luchan, para que Keratea sea nada más que “una zona un poco fuera de Atenas”, para que el Diciembre sea olvidado y luego simplemente festejado como los aniversarios de Politécnica. Y para establecer el reino de la muerte y del orden, para imponer como victorioso el ataque del mundo capitalista, se tiene que multiplicar el número de los que están en punto de mira del régimen. El espectro penal sea ampliado y los conceptos legales se hincharán teniendo ya como su carácter fijo una intencionada imprecisión y vaguedad. Perderán el último trazo de su importancia o quizás más bien se llenarán totalmente de significado, cuando sea declarado el estado de excepción. Sin escrúpulos, los jueces de instrucción y fiscales, continuamente muestran que su única preocupación es golpear al enemigo interno. Y después vendrá el turno de la monotonía de las instituciones penitenciarias y la limpia y cruda violencia del encierro.
    Los montajes judiciales y persecuciones penales tendenciosas que están basadas en los guiones y las obsesiones de la sección antiterrorista se parecen a bombas de dispersión. Tienen como objetivo golpear a un gran radio en su alrededor, destruir un terreno más amplio. Ese caso penal no tiene que ver solo con mi persona. Quiere asustar a todos. Para que tuviéramos cuidado con quien hablamos. Con quien pegamos carteles. Con quien sacamos publicaciones. A lado de quien marchamos en las manifestaciones. Con quien conversamos y intercambiamos opiniones en las charlas. Y, naturalmente, qué lugares frecuentamos. Todo eso para empapar a nuestra cotidianidad con desconfianza y miedo. Los empleados de la Triada (FMI, Comisión Europea y Banco Europeo Central) nos ofrecen generosamente la fija “coartada” de obediencia, una provisional seguridad y la falsa certidumbre de la sumisión. Porque quien va a cuestionar, sin hacerse totalmente ridículo, que si hubiéramos sido satisfechos con ya muy poco, si hubiéramos sido anarquistas solo hasta edad de 18 años, si nos hubiéramos sentido “aliviados” después de firmar la memorándum, si hubiéramos odiado a los inmigrantes, si nos hubiéramos indignado con los encapuchados, si hubiéramos tenido miedo a los “terroristas , pues entonces ninguna de “las consecuencias de la represión” tuviese lugar, ni en mi caso ni en muchos otros casos de los que resisten…
    Pero la lucha no va a retroceder. El régimen y sus diferentes dignitarios no van a sentir ni alegría ni alivio. Nosotros estamos a lado de los anarquistas presos, a lado de los presos en lucha. Hasta su liberación. Continuamente contribuimos a la formación, teorética y organizativa, de nuestra clase y desarrollamos el necesario planteamiento estratégico para lograr su victoria.
    Levantémonos. Y haremos un piso adelante. Por el contraataque social y de clase. Por el asalto proletario al cielo.

    Postdata. Como me lo dijo una vez un buen compañero: “Paciencia. Fuerza. Fe en la Causa. Tenemos razón. Eso es.” Estas palabras serán mi guía en esos, realmente difíciles, momentos.

    Hristos Politis
    Cárcel de Grevena
    16 de diciembre de 2010

    *Al mediodía del 22 de mayo de 2008, cuando me dirigía a recoger mi motocicleta aparcada cerca de la estación del metro “Panormou”, me retuvieron y llevaron a la Comisaría Central, y una vez allí me hicieron varias preguntas sobre dónde estaba la noche anterior. A cabo de algunas horas me dejaron ir. La noche anterior se realizó un ataque incendiario contra los vehículos estacionados dentro del recinto del Tribunal de Apelaciones de Atenas. A partir de esta fecha empezaron de aparecer artículos en la prensa basados en guiones policiales, que me correlacionaban al inicio con ese incendio y luego me iban presentando como “alguien que pertenece a varias organizaciones y tomó parte en varios ataques”, además muchas veces atribuyéndome un “papel importante”. Desde luego en noviembre de 2010, llegaron hasta al punto de afirmar en la TV que se emitió el orden de mi captura, algo que no ocurrió en realidad. Al mismo tiempo, durante largos periodos estaba bajo evidente seguimiento policial. Como culminación, a cabo de 2 años y media fui citado para declarar como acusado en el caso de Tribunal. Efectivamente, el 2 de diciembre de 2010 me presenté ante la Jueza de Instrucción, la cual me dejó libre (¡por 2 días!).

    Días de guerra

    Martes
    “! Medicamentos! Vayan a por los medicamentos .Traen vuestra agua.” El servicio nos recuerda la cita diaria con la apatía. El funcionario tiene en la mano un montón de pequeños sobres. Cada uno tiene un nombre. Si puedes acusar la administración de la cárcel por faltas incluso en las cosas más básicas, seguro que no puedes decir lo mismo de las dosis que siempre llegan al tiempo. Akineton, Hipnostedon, Largactil, Lexotanil, Seroquel, Effexor, Remeron… Y si no has estado tranquilo, con dos pastillas de Alobertin te vuelves tonto por meses. Pastillas para las que necesitas una receta especial cuando estás fuera. Así los presos se quedan dormidos y el ministerio está tranquilo. Necesitan los presos hechos polvo. Tienen miedo de los que siguen siendo humanos. Están satisfechos cuando los pabellones están tranquilos, los presos se pelean por el domino y cada uno se interesa solo por sí mismo y punto. Cuando los que salen al patio, caminan lento y con los hombros caídos. Cuando los presos piensan que los días de la condena pasan, sin poder entender que están destrozando a su cerebro y a su cuerpo, que están firmando día a día su condena.

    Miércoles
    “Para el carcelero, la muchedumbre está constituido por un número de personas fácil de contar y controlar, mientras que para los presos es una soledad absoluta y vigilada”. En las cárceles de alta seguridad, las que oficialmente se llaman “Centros de Internamiento Generales, tipo C”, te encuentras por todos lados con una distribución organizada, un arreglo analítico de todo. De cada superficie, cada objeto, cada hombre. Aquí en Grevena hay 650 presos, divididos en 10 pequeños pabellones de 20 celdas y su propio patio cada uno. Una ciudad entera con 10 pequeñas cárceles autónomas. Los presos tienen que estar cada día y en cada momento en un puesto concreto. Su celda, los espacios comunes, el patio, el gimnasio. “Es indispensable eliminar las consecuencias de las contingentes indecisas, la desaparición incontrolable de los individuos, sus movimientos desordenados, su solidaridad peligrosa y inútil, por lo tanto utilizar las táctica de anti-deserción,anti-vagabundeo, anti-unidad”. Los empleados, desde la planta baja de cada pabellón, detrás de los vidrios que reflejan tu imagen, están observando a las cameras y registran el más mínimo movimiento. Controlan todo. Abren y cierran las puertas, los patios, los pasillos. Sin embargo, el intento tan absoluto de subordinar y el aislamiento absoluto tienen que ver con la manera en que fueron aplicados los planos arquitectónicos y estudios de psicólogos. Tiene que ver con los viajes que hicieron los ingenieros civiles buscando a los sitios más alejados, allí donde no hay nada. Porque aquí no hay otro color que el amarillo, el azul y el gris. Solo un trozo del cielo tan pequeño como el patio. Aquí no vas a escuchar ningún otro sonido que no fuese los ruidos diarios del aislamiento.

    Jueves
    Los centros penitenciarios no solo concentran y aíslan a los que son considerados como inútiles, indeseables y peligrosos. No solo “neutralizan” – como lo dicen los criminólogos – a la “población sobrante”. No solo reafirman los valores dominantes, castigando a cualquier acto y comportamiento que diverge de ellos. Los centros penitenciarios son al mismo tiempo un mecanismo de producción y reproducción de la miseria, una zona industrial muy especial que fabrica a una gente subordinada, pobre, ex-presidiarios hechos polvo que, en su mayoría, o volverán a las cárceles un poco más tarde, o se comprometerán con las condiciones más miserables de la vida. Van a capitular y aceptarán su propia humillación. Porque ya todo el recorrido que pasa un “nuevo” desde que entra hasta el primer cacheo humillante, les dejará marcados. Sus amigos y familia se olvidaran de ellos, se quedaran sin dinero, serán despreciados por carceleros bravucones, malvados e indiferentes, serán humillados por las condenas disciplinarias y por el rechazo de sus peticiones de permiso. Su salud será perjudicada. Los traslados les quitaran tiempo de visitas y de trabajo.
    Aquí para sobrevivir “tenemos que ser duros. Solo podemos recordarnos, quizás muy al fondo, como es no ser tan duro, como una roca, como una piedra. Sin embargo, tenemos que parecer duros y creer que lo somos. Y solo en una esfera irreal y alcanzable para pocos, muy pocos, nos dejaremos llevar”. Aquí para sobrevivir tenemos que estar luchando contra la limitación visible y invisible de nuestra existencia. Tanto contra la barbaridad aparente de la cárcel, como también contra su famosa fuerza correccional que tiene sobre nosotros, que intenta subordinarnos por completo. Aquí para sobrevivir tenemos que formar pequeñas comunas. Sitios de encuentro de los presos en lucha. Para compartir las dificultades diarias, comunicarnos de verdad, organizar talleres de autoaprendizaje, luchar.

    Por la destrucción de las cárceles
    Por el proletario “asalto al cielo”

    Christos Politis
    D2, Centro Penitenciario Cerrado de Grevena
    22 de Enero de 2011

    Carta de Stella Adoniou
    Carta de Stella Adoniou, que fue detenida el 4 de diciembre de 2010 (el llamado “caso de lxs 6 compañerxs”), y acusada de pertenecer a…una organización terrorista sin nombre, que ha realizado algunos…indefinidos actos terroristas.

    El 4 de diciembre de 2010 fui detenida delante de mi casa, en calle Platonos en Kallithea, la casa en que vivía junto con mi compañero Kostas Sakkas. Me tenían encerrada durante 3 días sin decirme porqué, ni a mí ni al resto de los acusados nos permitieron comunicarnos con abogados, nos tuvieron encerrados 6 días en total en los calabozos de la planta 12 de la Comisaría Central, con la luz encendida 24 horas al día y sin ventanas, para que perdamos el sentido de tiempo. Cuando me niegue a darles mis huellas dactilares y muestra de ADN, me desnudaron a la fuerza y robaron mi blusa para obtenerlo.
    El 10 de diciembre finalmente entré en la prisión preventiva en la cárcel de mujeres de Koridallos, acusada de ser miembro de una organización, el nombre y las actividades de cual ni yo, ni tampoco los órganos persecutorios saben ni pueden nombrar. En primer lugar, me gustaría aclarar que no reconozco el término “organización terrorista”, que el Estado atribuye a los rebeldes. Sin embargo, sé muy bien de reconocer a una organización criminal, la cual al contrario con la “organización” por cual me acusan, tiene un nombre (DAEEB-Dirección de Afrontamiento de los Delitos Especiales de Violencia) y dirección (avenida Aleksandras 173), y ella sabe muy bien que no puede existir una organización armada formada por 6 personas que no se encontraban entre sí (algo que resulta evidente hasta en ese, más o menos bien montado, informe policial) ni aun menos formada por 6 personas que no se conocían todos entre sí. Soy parte del ámbito anarquista, y estoy orgullosa por mi participación y mis actividades en ello.
    El Estado hace de los encarcelamientos de anarquistas un fenómeno más de nuestra época, sea hay bastantes, pocas o ningunas pruebas, algo que no importa para nada puesto que considero que nadie que lucha debe ser encarcelado. Pero, nos empezamos de enfrentar con informes prefabricados y casos montados por la policía, que en colaboración con los medios de información de masas, los cuales también adoptan el papel de maderos, están hablando sobre organizaciones concretas donde no hay tales o sobre “canales de comunicación”. A mi casa la llamaron “el piso franco de Kallithea”, según la lógica que si en un espacio se encuentra algo ilegal, ese espacio se convierte en “el piso franco”. Hablaron sobre desarticulación de la organización X., que a su vez tuvo que ver con otra organización tal o cual, y al fin, desafortunadamente para ellos, las armas resultaron “limpias”, pues tampoco la organización tiene un nombre. Publicaron mis cartas personales, presentaron varios poco afortunados “perfiles de personalidad” hechos por unos “especialistas de fisiognomía” de broma, y hasta atribuyeron a mí un papel en concreto que supuestamente juegue en esa supuesta organización. Con unos titulares grotescos como “Ella pagó por su amor” o “El amor en piso franco” presentaron un supuesto “drama personal”, esperando a vender sus papeluchos chivateos cotillones. Eligieron de publicar solo unos extractos de mi declaración, como “a ese carnet de identidad Kostas me pidió de hacer” y añadieron hasta cosas que no he dicho como lo de “tuve una relación sentimental con él y por esto hice ese carnet”, y no mencionaron ni a un rastro del marco político que he declarado durante la interrogación.
    Pero el cuento de hadas no acaba allí. A continuación tuve que enfrentarme también a un mentiroso testimonio de una policía de la comisaría de Kallithea. El dicho testimonio llegó a mis manos dos semanas después de mi encarcelamiento. Una policía dijo que, un o dos días antes de mi arresto…entré en la dicha comisaría, me dirigí hacia el despacho administrativo, que está en camino hacia la armería (¡), con el evidente objetivo de “chequear las cosas para cometer en futuro el robo de armas”…Aquí entran las siguientes cuestiones:
    -¿Por qué tan fácilmente me permitieron que penetrase en una comisaría?
    -¿Qué pude pensarme yo misma al decidir de entrar con mi cara descubierta en una comisaría y buscar las armas?!
    -¿Es que las comisarías no tienen las cámaras? ¿Donde está la grabación de la cámara que muestra como entré en la comisaría?
    ¿Quizás ese acontecimiento es también un plan de la organización criminal DAEEB?
    Considero que persecución penal contra tanto mi persona como también contra otros que luchan, en un clima de inestabilidad socio-política que puesto la crisis económica ya es un hecho dado, constituye una parte del proyecto del Estado que como objetivo tiene crear un clima del miedo y de un TERRORISMO VERDADERO. Y puede ser que lo que describí parece poco en comparación con la larga trayectoria de las actividades de la banda criminal en cuestión: apuntan sus armas a niños de 15 años, a los que no pararon en alguna control policial, disparan por la espalda a los compañeros huidos de la ley, y a veces matan a sangre fría a los que luchan.
    En la época en que la paciencia de la gente se ha acabado y los diferentes sectores sociales empezaron a actuar, el Poder deja de cumplir hasta cuando se trata de los pretextos más rudimentarios, con la culminación siendo el encarcelamiento de una compañera anarquista a base de la única prueba “agravante” que describió a los anarquistas encarcelados como presos políticos! De este modo se nos está privando hasta el derecho de sostener a la parte más importante de nuestra existencia: nuestra identidad política. Capturando continuamente a los que luchan intentan aniquilar el sector más radical de esta sociedad, y se creen que pueden despojarnos de eso que nadie nos puede quitar:
    La pasión por la lucha, la solidaridad y la libertad
    QUE NINGUN LUCHADOR SEA PRISIONERO DEL ESTADO
    LIBERTAD A TODOS QUE ESTAN ENCERRADOS
    Stella Adoniou
    Cárcel de mujeres Koridallos
    Modulo B, celda 35

    Carta de Kostas Sakkas

    Con el pretexto siendo la crisis económica mundial, la cual es resultado de la bancarrota del modelo capitalista y de la neoliberal política económica de los estados y gobiernos occidentales, el gran capital trasnacional, y no sólo él, está realizando el más masivo ataque anti-popular en todo el mundo, y sobretodo en las sociedades que pertenecen a los “eslabones” débiles de la zona euro del nuevo Tercer Mundo económico.
    Los cambios estructurales y las medidas de austeridad que los mecanismos de apoyo imponen a las economías “enfermas” para “sanarlas”, tienen como objetivo y resultan en el cambio del gobierno económico mundial, con términos todavía más favorables para los jefes.
    Para los jefes que están más allá pero también dentro de las fronteras nacionales. Para los jefes que representan gran capital pero también para los pequeños capitalistas. Como sucede por ejemplo en el caso de Grecia, la economía de un país que se adhiere al mecanismo de apoyo y adopta las medidas de austeridad, tiene como consecuencia la devaluación del trabajo y de su fuerza laboral. Y esto sucede tanto en las grandes como en las pequeñas empresas. En empresas del interés extranjero pero también en los del interés local.
    En lo que se refiere a las privatizaciones y a la venta de los bienes públicos y de las empresas del beneficio público, las cuales de hecho nunca pertenecían al pueblo griego y nunca fueron aprovechables para ello, no es casual que su venta no depende ni es definida,- como tendría que ser según los términos del memorándum,- por la reducción del déficit de la economía y de los valores del porcentaje de PIB, como se podría por lo menos considerar lógico, sino por el hecho si de esta manera se podrá pagar los créditos bancarios que fueron cobrados, y todo eso en el momento en que el estado griego se está hundiendo mas y mas en los mecanismos de la usura global (FMI, Banco Europeo Central).
    Por otro lado, la dificultosa posición económica a cual llegó el país no es tanto penosa para el capital privado, sino además constituye para ello una oportunidad bastante grande para la inversión, algo que hace difícil creer que los manejos del gobierno ante de los mecanismos del apoyo y la ilimitada aceptación del memorándum pudiesen ser algo casual. Al contrario: una vez más se ha confirmado que los jefes griegos están atendidos por las mismas “coincidencias” que los trasnacionales y sus intereses- por lo menos económicos-son los mismos.
    La mayor parte de la sociedad puede que no percibe a la crisis económica según los términos como mercado global, papel de las bolsas, “burbujas financieras” y relación entre Euro y el dólar, sin embargo se da cuenta muy bien de la “crisis” de la deuda griega, que se convirtió en la caída de los préstamos y créditos bancarios, la cual a su vez significa memorándum, así la reducción de salarios, pensiones y subsidios.
    El ataque contra los derechos laborales y de seguridad social, la reducción de los gastos y subvenciones sociales, el aumento de impuestos, el crecimiento de desempleo y en general la pobreza material, correlacionada con esa existencial, está evidente, tangible y galopante.
    No obstante, la exaltación de los medios de comunicación en contra del memorándum, que es tan importante para el Dominio del sistema para poder mantener la “paz” social, como para un anestesiólogo durante una difícil operación quirúrgica, no es capaz de curar al corrupto funcionamiento que el Estado mostraba ya antes de la memorándum y antes de que el país se adhiérase a los mecanismos de supervisión (los homólogos estructurados, las cajas de seguros vacías, “agujeros negros”, escándalos económicos, comisiones, etc.) y sobre todo no es capaz de liberar a la sociedad griega, puesto que su mayor parte está bajo la condición de rehén, no desde la llegada de “la Triada” (FMI, Comisión Europea y Banco Europeo Central) sino desde mucho antes, desde cuando existe el estado griego y en primer lugar, desde cuando existen los jefes griegos.
    Las medidas de austeridad y las medidas que impone el memorándum, de hecho anulan a la constitución misma. Esto resulta en la eliminación de cualquier falsa convicción sobre el supuesto “carácter social” del Estado, algo que ineludiblemente crea la perspectiva de una insurrección social de masas como respuesta. Espontanea, refractaria, en su mayoría carente del cualquier carácter ideológico–político, y a pesar de todo una insurrección. Para los que luchen por la destrucción del Estado y sus estructuras, esto constituye un desafío. Un frente más para disturbar su funcionamiento armonioso. Un sin precedentes porcentaje de la abstención de últimas elecciones municipales, teniendo en cuenta los sondeos en que reina el cuestionamiento general y “me da igual quién gane”, las huelgas masivas y movilizaciones violentas y ofensivas, el linchamiento de los diferentes personajes políticos- además provenientes de cada máquina del partido- en las calles, son simplemente una muestra de los presagios sobre lo que puede venir.
    Para los que activamente entran en las filas de la polimórfica lucha revolucionaria y están creando perspectivas para ella. Para los que combaten el Dominio de los jefes y del Estado, pero también se oponen a la subyugación que es la condición previa de la existencia misma de la Jerarquía. Para los que luchan continuamente,- y no solo una vez en cuando, ocasionalmente, o cuando les conviene-, contra el Poder y sus exponentes (independiente de que sector social vienen esos exponentes, sean los poderosos o sean los débiles que lo reproduzcan siendo en acuerdo con el consenso social), cualquier crisis no puede ser nada otro que un razón más, una oportunidad más para la lucha contra el capital grande y pequeño, contra el fuerte Euro y contra la desvaluada dracma, contra los jefes extranjeros y los de aquí, contra el secuestro realizado por mecanismos extranjeros y contra la nacional maquina de explotación.
    Lucha contra el Estado y el Capital
    Por la Revolución, la Libertad y la Autonomía Social
    Desde el 10 de diciembre soy un rehén más del régimen democrático y estoy encarcelado en una de las celdas de sus centros penitenciarios, sus centros de marginalización, aislamiento y de vengatividad estatal. Ahí donde puede que no haya suficiente comida, pero la droga sobreabunda. Ahí donde hay más psicofármacos que en almacenes de los hospitales. Ahí donde los castigos disciplinarios están al orden del día y la calefacción se considera un lujo. Ahí donde la presencia de los rodeadores, chinchas y cucarachas es frecuente, al contrario con la de los sanitarios. Ahí donde en unas celdas destinadas para dos personas, a lo mejor hay 4 camas y duermen unos 6-7 presos, ahí donde el código penitenciario y derechos de los internos están violados continua y descaradamente, pero los, de alta tecnología, sistemas de seguridad y vigilancia funcionan perfectamente y las puertas de las celdas siempre cierran a la hora. Sin embargo, que saben el ministro de la justicia, los fiscales y funcionarios judiciales, que allí donde echan a la gente como si fuesen los desechos de la sociedad hay también la dignidad y la solidaridad, y a ellas nadie puede llevar al juicio ni encarcelar.
    LA LUCHA SIGUE

    Kostas Sakkas
    Cárcel de Nafplio

    Carta de Dimitris Mihail
    El 4 de diciembre en el marco de “caza de brujas” se realizó una producción hollywoodiense co-producida por el servicio (anti) terrorista y los medios de comunicación de masas en que actores principales fuimos yo y otros 5 compañeros anarquistas. Una sesión cinematográfica en que las casas se vuelven “pisos francos”, los libros se convierten en “material impreso clandestino”, las relaciones de amistad y de compañeros en “formación de una organización terrorista” y de los que luchan se hace “monstruos sedientes de sangre”. Y por supuesto que la recepta que se utiliza luego es muy simple. No se precisa ningunas pruebas de evidencia para hospedar a alguien en una celda “maravillosamente democrática”. Cualquier anarquista/luchador que tiene relación de amistad, de compañeros, de familia con un supuesto “terrorista” o hizo una visita en casa de tal, está considerado también culpable, por lo menos hasta no haya pruebas de lo contrario. A propósito, no dudaron de llegar al punto de fabricar unas relaciones y contactos inexistentes. Me refiero al arresto y encarcelamiento del compañero anarquista Hristos Politis.

    Un resumen más detallado de mi detención y encarcelamiento
    Para empezar, a las 20.00 del sábado de 4 de diciembre bajo el pretexto de identificación me llevaron a la comisaría de Sitia. Después de 2 horas me informaron que acaban de llegar sus colegas de Atenas y quieren mi muestra de ADN, algo a que me niego. A cabo de más o menos una hora vuelvo a mi casa acompañado por 18 policías, que vienen para colectar pruebas (colillas de cigarrillos, pajitas, una botella de cerveza vacía, libros, material impreso, libretas, teléfonos móviles, etc.). Todo este tiempo quería aprender si se me acusa de algo y pedía de comunicarme con el abogado. La respuesta era una y otra vez “habrá también eso, te lo diremos dentro de poco”. Cuando se terminó el registro de mi casa me llevaron de nuevo a la comisaría local, donde me notifican que hay una orden de detención contra mi persona, sin decirme de que estoy acusado, y de ahí ya esposado me llevan a Atenas, más concretamente a las 9.oo de la mañana del domingo 5 de diciembre llego a la planta 12 de la Comisaria Central, pues a la Antiterrorista. Ahí me tienen secuestrado, esposado por detrás, de pie, mirando al ángulo de una pared durante 5-6 horas. En algún momento me llevan a una otra habitación para tomarme las huellas dactilares y yo me niego. De vuelta al despacho donde estaba, esa vez hay dos tipos sin pasamontañas que quieren “charlar como amigos”. Me preguntan varias cosas muy vagas, algo sobre mi pasado, sobre gente que conozco y otra que no. Mi respuesta fue que no tengo ganas de hablar con ellos y quiero un abogado. A cabo de una hora más, aparece un hombre al que los otros llaman “jefe” y ese empieza a decirme un montón de mentiras estúpidas al estilo de “tus huellas están por todos lados, en casas y en las armas”-de los que ni sabía que existen- y dice que “sería bueno si hablases, ya que tus compañeros confesaron que estabas en la organización” y varias otras tonterías. Naturalmente, mi respuesta fue “Di que te dé la gana, no tengo nada de decirte”. Luego me llevan a un despacho cerca, ahí redactan un ridículo papelito lleno de prefabricados cargos muy graves y luego a los juzgados.
    Después de 2 días de prórroga que he pedido para declarar, puesto que el sumario de la acusación llegó a mis manos en último momento, se acercó el momento de conocer el papel puramente de trámite que tuvieron la fiscal y la jueza de instrucción. Si yo me negaba o si decía algo de todos modos les “entraba en una oreja para salir de la otra”, puesto que el cálculo metódico que hicieron los maderos (5 llamadas por teléfono y 3 encuentros con amigos) acompañado por el canibalismo televisivo de los medios de comunicación fue suficiente para meterme en la cárcel de Trikala.
    Por supuesto que ese hecho ni es algo que ocurre por primera vez, tampoco es algo que me sorprende. Es ya estándar la táctica del Poder, en alianza con los medios, de calumniar, retorcer, vengarse y criminalizar a las luchas sociales, a las relaciones de amistad y de compañeros entre los que luchan y en un más amplio movimiento anarquista subversivo de que también yo estoy parte. En los tiempos actuales aun más. Cuando el gobierno, el Estado, el capital, los medios de comunicación, todos los mecanismos que manejan, imponen y reprimen están encarnizadamente luchando para asegurar la paz y el consenso social ante la perspectiva de una insurrección social de masas o revolución, en un periodo como el de hoy cuando se está llevando a cabo el robo más grande: el traslado de la riqueza social desde las bases al cúpula de la jerarquía social, con la crisis económica mundial y los términos de memorándum impuestos por los usureros globales de FMI y Banco Europeo Central siendo el pretexto.
    En un periodo cuando el gobierno-ladrón metódicamente y a diario saquea a los ingresos de los empleados, cuando las conquistas laborales y de seguridad social, logradas tras luchas que derramaron sangre en el pasado quedan abolidas y desvalidas, siempre por ordenes de las fuerzas de capital griegas y extranjeras, y al mismo tiempo se esta legitimizando la represión violenta contra los manifestantes, las detenciones y encarcelamientos, la campaña televisiva de señalar y ridiculizar a los que luchan y que no aprendieron de agachar sus cabezas, que mantienen una postura combativa ante el sistema.
    Solidaridad a todos los compañeros encarcelados y perseguidos, anarquistas, antiautoritarios, revolucionarios y todos otros que con dignidad y consciencia resisten y luchan
    Dimitris Mihail
    Cárcel de Trikala
    24 de enero de 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s