Archivo diario: 21 junio, 2011

España: liberación de 196 perdices y 65 conejos

España: liberadas 196 perdices en Sevilla
partridge“La opresión que sufren los animales tiene múltiples facetas y una de ellas es la caza. Es en ese ámbito donde el martes 7 de junio se liberaron 196 perdices que esperaban la muerte después de una corta vida tras los barrotes de una jaula. Sigue leyendo

Argentina: destruidos dos cajeros automaticos del Banco Santander Rio

En la semana internacional por la liberacion total llegamos al Banco Santander Rio de Av. Gaona y Cuenca en el barrio de Flores, rociamos con gasolina dos cajeros automaticos y dejamos un artefacto incendiario que luego los quemo y destruyo.
Compartimos esta accion con los que toman la decision de pasar a la ofensiva por la liberacion humana, animal y de la tierra.
Recordando a Mauricio Morales.
Por la libertad de Walter Bond, Marie Mason y Eric McDavid en Estados Unidos; Silvia, Billy y Costa en Suiza que el proximo mes seran juzgados por las autoridades de ese pais; a 10 meses del caso bombas, solidaridad con los anarquistas en Chile. Sigue leyendo

Novedades sobre presxs anarquistas en Grecia (21 de junio de 2011)

Pequeña resumen de las ultimas semanas.

Juicio contra CCF
Juicio sigue con un ritmo lento, pero se está acercando a su final. Audiencias se realizan 2 o 3 veces por la semana, pero duran poco, quedándose suspendidas debido a las quejas de la defensa. Sigue leyendo

Estados Unidos: actualización sobre Amelia Nicol

El lunes 13 de junio, Amelia se juntó con sus amigos y compañeros en el exterior después de ser encarcelada por 38 días.

Actualmente está en libertad bajo fianza, y tendrá otra audiencia en la corte el 27 de junio, para hacer frente a la lectura de cargos por los delitos restantes y tres cargos de delito menor que enfrenta. Sigue leyendo

Grecia: carta de Errikos Rallis, acusado como miembro de la C.C.F.

Una vez alguien se le acercó a un sacerdote y le pidió confesarse con el fin de recibir el perdón de los pecados. Cuando se le preguntó por el pecado que cometió, respondió: “una simple calumnia”. El sacerdote dijo que él no puede hacer nada al respecto. Luego se preguntó cómo puede un violador o un asesino recibir un perdón y no él.
El sacerdote le propuso tomar una almohada, ir a la cima de una montaña, destrozarla con un cuchillo y después de la dispersión de todas las plumas en el aire, recogerlos de nuevo uno por uno y ponerlos de nuevo en la funda de almohada. Sólo entonces podrá hacer algo por él. Sigue leyendo