Estados Unidos: ruidosa manifestación neoyorkina en solidaridad con los huelguistas de hambre Pelican Bay

En solidaridad con los miles de compañeros en huelga de hambre tras las rejas de las cárceles de máxima seguridad de California, más de una docena de nosotros desafiamos la lluvia y realizamos una ruidosa manifestación fuera del Centro Correccional Metropolitano al sur de Manhattan. En el vientre de la bestia, no había una mínima presencia policial visible, pero éramos conscientes de estar rodeados por el aparato del estado en todos lados; no se puede tirar una piedra en aquel vecindario sin golpear algún remanente de nuestro enemigo común – desde la propia MCC, hasta la corte federal, la infame “Tumbas” instalaciones de apoyo y Una Plaza de Policía – el hogar de los policías asesinos de Nueva York.

Hemos utilizado nuestras voces, silbidos y bocinas para hacer contacto con aquellos que están adentro, gritando “no estás solo”, “¡Contra los cerdos, contra los soplones, quema las prisiones!”, “¡Fuego, fuego, a las prisiones!”, y “Attica, Attica, Attica.” Los prisioneros apagaban y encendían las luces de sus celdas a través de todo el edificio, golpeaban las ventanas, y pudimos ver las sombras de muchas de las personas en el interior agitando y levantando los puños.

El Estado trata de separarnos entre aquellos del exterior como “el buen ciudadano” de aquellos del interior como “delincuentes, matones y criminales”. Pero en una sociedad que tiene la tasa de encarcelamiento más alta del mundo, estos intentos son en vano, ya que fácilmente se puede ser el siguiente, y siempre serán nuestros amigos, familiares y vecinos. El “buen ciudadano” que apoya a los políticos que son “duros contra el crimen”, que agradece a los policías que nos asesinan, y acusa a aquel que él piensa que es un traidor que trabaja en contra de sus propios intereses y él es tan enemigo como los policías y los oficiales de las correccionales que sirven al estado.

Hasta que todas las jaulas, paredes, y prisiones sean quemadas, no nos detendremos!

Solidaridad con los huelguistas de hambre Pelican Bay y con todos aquellos que resisten a las prisiones – dentro y fuera!

Fuente: War On Society

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s