Grecia: Nuevo traslado de dos presos de la CCF y sus consecuencias

La irreconciliable postura de lxs presxs anarquistas les está ganando más y más respecto y solidaridad entre la población carcelaria. De todos modos, las cosas sobre cuales están hablando y las medidas a cuales se resisten son la realidad cotidiana para todxs dentro de los muros. Por esto, un incidente como éste que ocurrió el lunes pasado en Domokos a dos compañeros nuestros, a veces es capaz de provocar toda una ola de gestos solidarios en otras cárceles. El martes Gerasimos Tsakalos y Panagiotis Argyrou sacaron una carta al respecto de lo sucedido y las respuestas no tardaron de llegar: el mismo día 275 presos de la ala A de Koridallos (Atenas) después de la salida al patio se negaron a volver a sus celdas y publicaron una declaración de solidaridad con los dos compañeros (entre otras mencionan: “Frente a su actitud de matones, les podemos devolver el mismo trato. Porque ese juego se lo puede jugar de otra manera y las cárceles se levantarán inmediatamente.”). Miércoles, el 14 de septiembre, Sofoklis Nigdelis, un conocido preso social publicó también una carta solidaria (en que, entre otras, dice :”A esos microbios en uniformes las palabras como Dignidad, Fe y Honor son completamente desconocidas. Tal vez uno se preguntará y dirá “¿Pero quién soy yo para juzgarles?” YO SOY UN NADIE, YA QUE HABÍA NACIDO COMO UN NADA, PERO SÍ QUE MORIRÉ SIENDO ALGUIEN…”). También 90 presas de la ala B de la cárcel de mujeres Koridallos se negaron a volver a sus celdas después del patio y publicaron una declaración solidaria. Los tres presos anarquistas en cárcel de menores de Avlona, Giannis Skouloudis, Sokratis Tsifkas y Mihalis O. (detenido el 5 de septiembre) sacaron también una carta solidaria y realizaron el boicot de la comida carcelaria. El viernes 16 de septiembre, 55 presos de la ala E de cárcel de alta seguridad de Grevena realizaron un boicot de comida carcelaria, mientras que 31 de ellos además formularon y publicaron un mensaje de solidaridad. Ese mismo día una declaración solidaria sacaron también 34 en total presos de la cárcel de Ioannina. Encarcelado allí anarquista Rami Sirianos escribió también una carta al respecto de su parte. En el Domokos mismo (donde están obligados a vivir 640 en total presos de la democracia) algunos presos empezaron desde el jueves el boicot de la comida carcelaria y en la declaración que publicaron revelaron más suciedades sobre ésa cárcel (que por ejemplo el único médico de la cárcel, por ser el amigo cercano del jefe de oficiales de guardia Kliaris, ni siquiera aparece en la institución penitenciaria en que se supone que está “trabajando”). Todo eso causó que el Ministerio de la Justicia se sintió obligado de intervenir enviando a Domokos una comisión especial para ver si “las quejas de presos son validas”. Las cosas se están desarrollando rápidamente, seguiremos informando. No tenemos capacidad de traducir todos esos textos que se ha mencionado, nos limitamos a presentar sólo la carta con qué empezó todo:

LOS HECHOS

En la cárcel de Domokos durante los últimos meses estuvimos yo Gerasimos Tsakalos y el compañero Damianos Bolano. Después de que llegó a su fin el primer juicio contra nuestra organización, decidieron de trasladar por aquí también el compañero Panagiotis Argyrou. Eso era algo que no gustó para nada a los carceleros de Domokos. Mientras que por un periodo de unos pocos días todos nosotros de CCF fuimos llevados a la cárcel de Koridallos debido a un procedimiento formal, las autoridades de Domokos encontraron una oportunidad para llevar a cabo el traslado disciplinario a que fue condenado el compañero Damianos para dar una paliza, por la segunda vez ya, al madero cabrón Korkoneas. Mandaron sus pertenencias a Koridallos y simplemente escribieron sobre las cajas que la destinación final será la cárcel de Nafplio. Llamando por teléfono al alcaide de Domokos, tal Aleksandris, inmediatamente nos dimos cuenta de su exageradamente ofensiva postura sobre la cuestión de Damianos. A cabo de unas pocas días, el lunes 12 de septiembre, yo y Panagiotis Argyrou fuimos trasladados a ese burdel de Domokos.
En primera fase del chequeo corporal, puesto que obviamente nos hemos negado, por razones de dignidad propia,de bajar nuestros calzoncillos, empezó una fuerte pelea verbal con el segundo oficial de guardia Vagelis Kontopoulis. Se trata del mismo oficial d e guardia que una vez antes, al querer registrar al Damianos, se había pensado que una buena idea para convencerlo de aceptar a ese procedimiento es quitarse el mismo sus pantalones y calzoncillos y quedarse desnudo ante el compañero. Claro que Damianos siguió negándose a colaborar  y así el chequeo acabó con el oficial siendo desnudo y Damianos guardando su dignidad…
Pues, con el paso de ese conflicto verbal y ya que nos estaban rompiendo los huevos con unos argumentos ridículos sobre la supuesta “lógica” del registro al desnudo, los tonos empezaron de subir.  Después de nuestras repetidas respuestas negativas empezaron las amenazas y los insultos: “Frente a los maderos sois como gallinas, os bajeáis las bragas pero aquí no…” a lo que recibieron respuesta: “Los maderos se te echan por encima tuyo 10 a la vez, sin embargo los maderos has visto que una o otra vez acaban con un tiro en la cabeza…¿ Y tú qué, eres madero o funcionario penitenciario?”. Ahí el tipo se calmó el tipo y dijo : “Soy funcionario”. Nos molesto algunos minutos más con sus gritos, le hemos respondido en la misma manera a cada estupidez que dijo. Al retirarse, mandó a los demás que nos lleven a la celda de nuevas llegadas. Aquí tenemos que explicar, que durante el chequeo de todos modos te pasan por la maquina rastreadora que muestra que no tienes ni móvil ni cuchillo ni nada otro. Sólo a la heroína no la muestran esas maquinas por algún razón…
Pues, nos quedamos algunas horas en esa celda esperando como se desarrollen las cosas. Es decir, esperamos para que hagan su informe, nos lleven al aislamiento y luego el fiscal nos  cargue con castigo disciplinario por “desobediencia” y luego ya veremos. A cabo de algunas horas escuchamos un alboroto y reconocimos la voz del jefe al mano de carceleros de ese burdel de Domokos, el bravucón Hristos Kliaris. Se abren las puertas y él mismo entra gritando:¨”¡ Tú maricón, cómo que no se han enterado tú y el resto que aquí es mi cárcel y aquí hago lo que me da la gana!” y otras semejantes tonterías. Empiezan a llegar más y más carceleros y se monta un lío. Unos se echan encima de mi y otros tiran al Panagiotis en otro rincón de la celda. Agarrándome por manos y pies me llevan por todo el pasillo hasta la  cámara de registros. Ahí ese tipo cobarde Kliaris empieza a gritar a los demás para que traen las esposas. Me insulta sin parar y me empuja contra las paredes echándome al suelo, ahí me agarran tres carceleros y nos peleamos ya que intentan de inmovilizarme. En ese punto un funcionario joven, mostrando que ese trabajo aún no lo había corrompido tanto, se niega a  participar en ese procedimiento y después de decirlo a Kliaris sale de ahí. Claro que eso  no hizo ninguna impresión a Kliaris, él que con ayuda de otros tres carceleros me echan sobre un banquillo y me inmovilizan para ponerme las esposas. Consigo sacármelas y empujarles un poco, pero esos cobardes se me echan de nuevo encima y todos juntos me inmovilizan  poniéndome las esposas y apretándolas más. Luego empiezan de desgarrar mi blusa y pantalones. El lleno ya de alegría y envilecido Kliaris me saca las calzoncillos y insultándome continuamente dice: “Tú maricón, acá mando yo”. Luego me arrastran desnudo hacia la maquina de rastreos de metales, la cual obviamente hace un ruido ya que tengo esposas . Sólo después de tres o cuatro veces los carceleros entienden lo que pasa y se paran. Cuando les digo que me recuerdo muy bien cuáles hijos de puta me lo hacen todo eso, Kliaris me dice que si  alguien les tocará el pelo a esos carceleros, el quién pagará por eso seré yo, no importa en qué cárcel estaré. Ahí le digo lo que se entiende por sí mismo. “Si tú Kliaris te vas a comer una bala en la cabeza,¿ quién me va a tocar?” El tipo empieza a gritar :” Yo no os tengo miedo a todos ustedes con sus capuchas y armas” y otras mierdas.
Acabando me dice que me va a meter en otra ala, separarme del Panagiotis. Le digo que eso no pasará nunca y que me lleve directamente a celda de aislamiento. Me dejan con mi ropa desgarrada en un pasillo y se van a registrar al Panagiotis. Abren la celda y le dicen: “Venga, se acabó, llevate tus cosas y vamos a entrar en la cárcel.”
Mientras que sale andando por el pasillo de repente se le echan encima  y le meten en la cámara de registros. Ahí algunos de ellos haciéndole las llaves sobre la cabeza le inmovilizan y le tiran la ropa para desgarrar-la. A cabo de algún tiempo lo consiguen y le arrastran a esa maquina de metales. Luego nos meten juntos en una celda y esperamos. Después de más o menos una hora nos llevan al despacho del oficial de guardia. Están ahí Kliaris y Kontopoulos, nos dicen que no pasó nada y que nos llevarán a la ala en que estaba antes. Durante un lío verbal que estalla de nuevo Kliaris nos dice que cada vez cuando iremos entrando o saliendo  de Domokos, él mismo en persona hará todo ese procedimiento, nada se cambiará y  si tenemos algún problema podemos poner una denuncia.
Le decimos que siempre nos vamos a negar que se nos desnude y que los anarquistas no ponen denuncias. El tipo quiere jugar el chulo y dice que si queremos nos puede dar la dirección de su casa en Larisa, ahí donde vive. Obviamente le decimos :”Sí, claro”, pero ése por cierto que se niega a decírnoslo y empieza a gritar que no teme nada y nadie.

CONCLUSIONES

El tipo en concreto es un cobarde y bravucón, porque mandó a sus pendejos de meterse con nosotros, muchos a la vez sobre uno, y eso no está bien.
Los funcionarios aquí en Domokos son en su mayoría jóvenes de menos de 30 años y el “viejo” oficial de guardia Hristos Kliaris intenta de enseñarles los misterios de su profesión ,el mismo Kliaris, uno de los torturadores en esos burdeles de cárceles griegos.
El porqué había actuado con tanta venganza no lo sabemos. Aunque se puede escuchar aquí bastante sobre las razones por qué tiene tanta furia ese tipo…
Por cualquier cosa que pase con nosotros en esa cárcel será responsable Hristos Kliaris, que está encargado de todo aquí. Por cualquier cosa que le va a pasar a él tendrá la culpa sólo y exclusivamente su propio comportamiento, que muestra desde años ya a los presos.
Sabemos que el traslado disciplinario del compañero Bolano se llevó a cabo en acuerdo con autoridades de Domokos y sabemos que Kliaris hizo sugerencias a los carceleros sobe cómo tratar al compañero.
Nosotros lo dejamos claro: en ningún caso aceptaremos al humillante procedimiento del desnudamiento durante el chequeo.
EN LO QUE SE REFIERE A SUS AMENAZAS SOBRE LA PRÓXIMA VEZ…SI QUIERE LÍO LO TENDRÁ
Eso lo que están diciendo que “puede ser que estáis introduciendo heroína en la cárcel” es un insulto extremo puesto que todos sabemos que ellos mismos son los camellos que introducen heroína aquí porque así les gusta
En éste texto no hablaremos sobre otras cosas evidentes como la ausencia de cualquier tipo del médico ya desde meses o las viejas ya denuncias sobre muy raros impuestos sobre los productos de la cantina, etc. Esas cosas parece que están simplemente en su agenda ya que su corrupción es un hecho dado. Sin embargo, los ataques  a los presos por un simple hecho que les molesta que estamos luchando por nuestra dignidad, tienen que terminar, de manera o medio que sea.
VUESTRA PODER SE ACABA DETRÁS DEL MURO
Carceleros: ya que tienen problemas personales con nosotros, pueden estar seguros que también nosotros los tenemos con ustedes.
Somos anarquistas
Somos vuestros enemigos.

13/9/2011
Cárcel de Domokos
Los miembros de Conspiración de Células del Fuego: Gerasimos Tsakalos y Panagiotis Argyrou

Empezó el juicio de compañeros Simos Seisidis y Aris Seirinidis

El 16 de septiembre empezó el juicio de esos dos compañeros con presencia de algunxs 100 solidarixs. Los maderos literalmente llenaron la sala judicial con secretas desde muy temprano para evitar la entrada de solidarixs. Cuando lxs jueces evocaron los nombres de los testigos de evidencia, unos pocos compañerxs que habían conseguido entrar en la sala pudieron por fin ver la cara de Panagiotis Bokos, el madero que el 3 de mayo de 2010 disparó al Simos por la espalda. El Estado protege a sus perros y hasta ahora su cara quedaba desconocida. Compañerxs intentaron pegarle, se montó una breve pelea con secretas, antidisturbios que bloqueaban la puerta de la sala y los de Sección Antiterrorista que trajeron  el Simos. Los jueces decidieron de suspender el juicio hasta el 28 de septiembre. A Simos se lo llevaron tal como le trajeron: él con cabeza en alto, lxs solidarixs gritando consignas.
Un par de días antes miembros encarcelados de CCF más Theofilos Mavropoulos publicaron un mensaje de solidaridad con esos dos compañeros:

Mensaje de solidaridad con Simos y Aris

El 3 de mayo de 2010 en el barrio de Keramikos el combatiente anarquista Simos Seisidis, en busca y captura y teniendo un precio puesto a su cabeza, se negó de parar ante una casual control policial. A continuación se desencadenó una persecución, un policía le disparó en la pierna y Simos, después de pasar 4 años en la clandestinidad, resultó detenido. Herido de gravedad fue trasladado al hospital, dónde los médicos decidieron de amputarle la pierna. Hasta el día de hoy se encuentra preventivamente encarcelado en el hospital carcelario de Koridallos. El mismo 3 de mayo de 2010 y en la misma zona quedó arrestado también el combatiente anarquista Aris Seirinidis.
Los dos compañeros serán juzgados juntos el 16 de septiembre de 2011, el primero por tentativa de homicidio del policía que le disparó y el segundo por faltas.
Nosotros por nuestra parte, como anarquistas prisioneros de guerra estamos solidarios con Aris y Simos, que tras su postura y tras opciones que habían elegido se oponen al ataque del Dominio. El continuo e ininterrumpido enfoque en los procesos revolucionarios puede crear unas, convenientes para nosotros, brechas en el Poder. La solidaridad junta a esas brechas. Y entonces la mínima e insignificante sacudida traerá el derrumbamiento a ese mundo podrido. Todo depende de nosotros…

Panagiotis Argyrou, Gerasimos Tsakalos, Damianos Bolano, Hristos Tsakalos, Mihalis Nikolopoulos, Giorgos Nikolopoulos, Giorgos Polydoros, Haris Hadzimihelakis, Olga Ikonomidou y Theofilos Mavropoulos

Traslados y nuevas direcciones

Desde lunes, el 12 de septiembre preso de CCF P.Argyrou está en Domokos:

Panagiotis Argyrou
Geniko Katastima Kratisis Domokou-D1 pteryga
T.K. 35010
Domokos, Fthiotida
Greece

El jueves, 15 de septiembre, otro preso de CCF, Haris Hadzimihelakis, fue trasladado de Koridallos (Atenas ) a Trikala:

Haris Hadzimihelakis
Kleisti Filakon Trikalon
T.K. 42100 Trikala
Greece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s